Historia Integrantes Iconografía Fotos Uniforme Armamento Links Cronograma Artículos Banderas

ARMAMENTO

 

ARMAS DE LAS LEGIONES ITALIANAS

FUSILES

Las Legiones Italianas, generalmente recibieron mejor armamento que los cuerpos de línea, los demás voluntarios y la guardia nacional, los cuales de 1852 a 1859 tenían equipadas las compañías fusileras con armas de chispa y la cazadora con armas de fulminante.

Refiriéndonos a los fusiles, de 1842 a 1853 prevaleció en la Legión Italiana (en Montevideo y en Buenos Aires) el uso de fusiles de chispa, generalmente el Brown Bess o Tower inglés (calibre 19 mm) o el Charleville francés (calibre 17,5 mm), todos con bayonetas de cubo. En el mismo período sólo usaron fusiles de fulminante algunos miembros de la compañía de cazadores.

Desde enero de 1853 fueron reemplazados por fusiles de fulminante lisos, por lo común fusiles franceses modelo 1822T (convertido a pistón en 1840) o los modelos franceses de 1840 con platina de acción trasera (sistema Poncharra). De esos modelos se usaron preferentemente sus copias francesas o belgas, puesto que los fabricados por los arsenales estatales franceses (Mutzig, Chatelerault y Saint Etienne) se destinaban al ejército y la marina de Francia. Hacia 1860 también hubo cierta cantidad de fusiles piamonteses modelo 1833 convertidos a pistón en 1854 (copia de los franceses 1822T), que pueden verse, como en el caso de los anteriores, en el Museo de Armas de la Nación. Estas armas también usaban bayoneta de cubo, y fueron portadas por las varias Legiones Italianas, tanto sea la Valiente, como la Agrícola Militar, la de Voluntarios, etc. Eran en calibre 17,8 mm a bala esférica.

Los fusiles lisos de fulminante, se siguieron usando en ciertas cantidades por las Legiones Italianas hasta 1870.

 

RIFLES Y CARABINAS DE INFANTERÍA

Sobre los rifles o carabinas de infantería, cierta cantidad de rifles de fulminante (exactamente 60), fueron distribuidos a la Legión Valiente en enero de 1853, sin duda ingleses, aparentemente Baker convertidos a pistón, manteniendo el sistema de bala maciza que debía cargarse a golpe de baqueta, en ocasiones ayudados por un mazo. Si tenían las correspondientes bayonetas estas eran del tipo sable-bayoneta, y en el caso de no haberlas se les daba a los tiradores machete o sable briquet. Constan en 31 de enero de 1853 "cartuchos para rifle" [AGN.X.18.8.2]. Finalizado el sitio de Buenos Aires por las tropas federales, la Legión Valiente envió el 21 de agosto de 1853 al Parque de Artillería, los 60 rifles para ser limpiados y arreglados, junto con dos mazos [AGN.X.18.8.2]. Luego de 1853 se usaron en pequeñas cantidades algunos rifles o carabinas de sistema Delvigne-Poncharra y Thouvenin.

En 1861 los anteriores rifles de bala maciza fueron sustituidos por rifles minié llamados "Carabinas Vincennes" en cantidad relevante. Eran en total 137 carabinas, de los modelos 1846/53 y 1853/57, las que fueron usadas por la Legión Militar Italiana desde 1861, distribuidas 81 a la compañía 1™ de bersaglieri, 16 a la banda de música y 40 a secciones o destacamentos de tiradores de las compañías fusileras 2™ (fusileros), 3™ (Voluntarios de la Libertad) y 4™ (Piquete de Bs. As.) [AGN.X.20.6.1]. Otras 10 carabinas se distribuyeron a la Legión Voluntarios de la Libertad en el mismo tiempo [AGN.X.20.6.1]. Todas eran en calibre 17,5 mm a bala miniŤ. Este tipo de arma estaba ingresando por compras del gobierno porteño desde 1859 [Registro Estadístico del Estado de Buenos Aires 1859-1860]

La Legion Italiana - Voluntarios de la Libertad recibieron para la campaña de 1861, unos 250 fusiles de fulminante lisos M.1840/42 o M.1822T en calibre 18 mm., con bayoneta de cubo. Alrededor de 15 carabinas Vincennes M.1853/57 de fulminante rayadas a bala Minié calibre 18 mm., con sable bayoneta. Además 10 carabinas de fulminante (no se explica el modelo, tal vez rayadas, de 1 metro). Cierta cantidad de machetes para músicos y carabineros y revólveres para oficiales (de sistema Lefaucheux o de fulminante tipo Colt o Adams).

A otra Legión Italiana de ese tiempo, la de Bersaglieri Italianos, se les distribuyeron 100 rifles con sable bayoneta [AGN.X.20.6.1], siendo tales aparentemente los rifles norteamericanos Harpers Ferry Modelo 1814/54, de fulminante y ánima rayada, calibre 14,7 mm (calibre 58) y con bayonetas de cubo o sable-bayoneta tipo yatagán del modelo 1841, siendo en origen los rifles modelo de 1814 a chispa y ánima rayada, convertidos a fulminante y bala tipo Minié en 1854, viéndose ejemplares en el Museo de Armas de la Nación. Entraron tales para la campaña de Cepeda en 1859 [Registro Estadístico del Estado de Buenos Aires 1859-1860]. Su aspecto era similar al famoso rifle Mississippi modelo 1841.

En 1865 se generalizó el uso del fusil rayado a fulminante para todas las compañías de las dos legiones principales, la Militar de línea y la de Voluntarios. Eran modelos belgas, franceses, alemanes, etc.

Finalmente desde 1871 aparecieron los Remington Rolling Block, siendo distribuidos paulatinamente a las legiones en proceso de licenciamiento, por la finalización de la guerra del Paraguay y de la primera rebelión entrerriana.

En la guerra civil de 1874 la Legión Italiana en el bando mitrista se armó de fusiles Martini-Henry y algunos Remington.

En la guerra civil de 1880 la Legión Italiana usó masivamente los Remington Rolling Block modelos 1866 y 1874, sin descartar otras armas en pequeña escala.

También masivamente se usaron fusiles y carabinas Remington en la Legión Italiana por el conflicto con Chile de fines del siglo XIX.

 

MOSQUETONES Y TERCEROLAS

Para ciertas tropas auxiliares o montadas, se distribuyeron tercerolas y mosquetones, de ánima lisa, desde inicios de 1853, pudiendo ser tales de chispa o de fulminante. Eran preferentemente modelos franceses o sus copias belgas, siendo usadas por la Legión Valiente en 1853 y por la Agrícola Militar en 1856. En la Legión de Voluntarios se usaron en 1861 unas muy pocas a fulminante, para los músicos.

 

ARMAS CORTAS DE FUEGO

En el período de Montevideo predominaron las pistolas de fulminante para oficiales (y algunas de chispa para tropa). En Buenos Aires a inicios de 1853 se les distribuyeron escasísimas pistolas de fulminante, distinguidas como versiones de tropa (montados) y de oficiales.

Particularmente muchos oficiales usaron tempranamente revólveres. A partir de 1850, modelos del revólver Colt Navy de fulminante, tanto originales como copias belgas o de otro origen. El mismo coronel Olivieri usaba un revólver francés de pistón, finamente grabado, del cual podemos conjeturar que fuera un Devismé de París, fabricado desde 1851 como una cerrada copia del Colt Navy calibre 36. También se conoce que Sam Colt cedió 94 revólveres Navy calibre 36 para la expedición de los "Mille", comprando el mismo Garibaldi 138 armas de igual modelo, además de 62 del modelo Dragoon calibre 44 y cantidades importantes del modelo Navy en 36 de fabricación belga. Cuando en 1861 el Estado de Buenos Aires contrató voluntarios garibaldinos, muchos de ellos llegaron con esos revólveres. Si bien los modelos Navy fueron muy usados, no descartaron otras marcas como el Adams 1851 y 1855, Remington 1858, Mangeot-Comblain 1855, Colt Pocket 1849, etc.

El gobierno de Buenos Aires hizo una primera compra de revólveres de fulminante en 1856, estos eran Colt Navy calibre 36 y su copia belga, escasos Colt Dragoon calibre 44 y Adams M 1851 y 1855 ingleses. Se sabe que en 1857 había oficiales y tropa porteñas, como por ejemplo la escolta del Coronel Granada, armados de revólveres de fulminante, sin duda de las compras entradas en 1856 (de esto habla en detalle Lina Beck Bernard en "El Río Paraná").

Algunos oficiales pudieron adquirir particularmente desde 1855, revólveres sistema Lefaucheux modelo Marina 1854 de simple acción en calibre 12 mm. o sus copias belgas. En 1859, para la campaña de Cepeda, el gobierno del Estado de Buenos Aires compró revólveres Lefaucheux del mencionado modelo 1854, para distribuirlos a los oficiales, aunque la cifra fue escasa, se adquirieron 267 ejemplares; tales eran originales Lefaucheux o excelentes copias belgas de Francotte, Pirlot, Gevelot, etc., esta fue la primera partida de revólveres de ese sistema comprada por el gobierno porteño [Registro Estadístico del Estado de Buenos Aires 1859-1860].

En 1861 el Estado de Buenos Aires adquirió una partida de más de 500 revólveres sistema Lefaucheux modelo 1858 de doble acción en calibre 12 mm. [Registro Estadístico del Estado de Buenos Aires 1861] para distribuir entre los oficiales del ejército y la marina de Buenos Aires [AGN.X, Archivo General Mitre - Campaña de Pavón].

Muchos de los revólveres sistema Lefaucheux eran fabricados por la firma italiana Glisenti, de Brescia, que comenzó a hacerlos para las Fuerzas Armadas de Italia en 1859. Era la copia del Lefaucheux de Marina modelo 1854 en simple acción calibre 12 mm. Algunas de estas armas pueden verse en Buenos Aires, por el hecho de que los legionarios italianos llegaban al país con ellas, las cuales tenían marcas y punzones de los Arsenales Italianos, siendo versiones de caño largo con baqueta (ejército y marina) o corto con y sin baqueta (carabinieri), o largo sin baqueta (policía).

Desde 1870 se hicieron más comunes los revólveres de fuego central, especialmente Smith & Wesson calibre 44 American modelo 1869, o calibre 44 Russian en los modelos de 1871, 1873, 1874 o 1878.

 

SABLES Y MACHETES

Los oficiales usaban sus propios sables, de los más variados tipos. Era frecuente verlos con los modelos traídos de Italia, diversos modelos para oficiales, como los modelos de bersaglieri de 1850 y 1855, de artillería de 1833, de infantería del mismo año llamado "Albertino", el modelo 1855 (para oficiales de infantería, caballería y artillería). También usaron diversos sables para oficiales de los comprados por el Estado de Buenos Aires, de fabricación alemana en Solingen. De especial uso fue el modelo de Marina inglés de 1827, fabricado en Solingen por BŁnger (1850-75) y por Kirschbaum (1854-83), que compró la Marina Argentina desde 1850. Esto ocurría porque las legiones italianas realizaron en varios momentos, diversas funciones de tropa anfibia. Tan famoso fue que varios países lo adoptaron reglamentariamente, incluso Italia en 1868. Hay un retrato de Garibaldi en la expedición de 1860, en donde se lo ve armado con este modelo. También se usaron los modelos de oficiales y tropa de caballería de 1834.

El conjunto de los legionarios (suboficiales y soldados) se armaron en la campaña de Caseros (1851-52) con sables de infantería, similares al sable gallo de policía, de hoja recta.

Para los sargentos se distribuyeron desde 1852 los sables rectos o los briquet, siendo llamados "sables de sargentos". En ocasiones también se distribuyeron a la banda de música y a grupos de rifleros sin bayoneta. También se distribuyeron a músicos, rifleros, auxiliares o artilleros, otros machetes rectos de empuñadura en cruz, e incluso dagas a la bersaglieri (similares a las espadas romanas).

 

| Historia | Integrantes | Iconografía | Fotos | Uniforme | Armamento | Links | Cronograma | Artículos | Banderas | mfantuzzi@yahoo.com